Buscar este blog

lunes, 15 de diciembre de 2014

Yael Farache de Acapulco70 me censura



Hace unos días di con el blog Acapulco70 de Yael Farache y con su entrada  "La verdad acerca de Pablo Iglesias y su partido político Podemos". Me gustó su prosa, pero lamentablemente parece que no le gusta la crítica porque le deje un comentario que me censuró, vaya democracia la que defiende esta muchacha!
... Así que mi blog es un blog parcial que solamente responde a lo que hay en mi cabeza.
y continua:
... Hay gente que enlaza a páginas de conspiranoia de corte comunista en contra de Occidente, gente que enlaza a vídeos difamatorios de gente con reputación cuestionable como el señor Norman Finkelstein, Alex Jones, o los panfletos de Eduardo Galeano ...
Yo diría, más que un blog es una secta donde para comentar hay que seguir las doctrinas de la Dalai Farache, solo su verdad vale. De qué sirve una periodista que no le gusta que le enlacen fuentes ni debatir los temas sobre los cual escribe? 'Panfletos de Galeano', y los tuyos que son, Yael? Para colmo acompaña su artículo de materia política, donde arremete contra Podemos, media Latinoamérica y otros demonios, con una foto suya tomando un coctel; 'no se ajusta al tema', le hubiese dicho mi profesora de literatura. Mira que aparecen personajes raros por ahí ...

Así que solo para que mi comentario no se quede atorado en mi cuenta de Disqus, lo suelto aquí al aire:

No se puede negar que el trabajo es interesante, extenso y tiene mucha tela por donde cortar. Pero un escrito de tanta extensión y tan delicado tema debería ser más neutral porque evidentemente está extremadamente parcializado.
No soy español, ni vivo en España, y lo que me llega de Podemos es mediante los medios de información, amigos españoles y trabajos como este. Sin embargo, he visitado España y Venezuela, así que he sido testigo de lo bueno y malo de cada sociedad. Para rematar, soy cubano, nacido, criado y crecido bajo la Revolución y el Bloqueo (el interno y el externo), pero no me parcializo. En los 3 escenarios (Cuba Castristas, Venezuela Chavista y España neo-monárquica) creo haber visto buenos y malos ejemplos.
Los errores, que desde mi humilde opinión te señalo:
- Los datos no son fiables. Al menos hablas de que viste una libreta de racionamiento cubana donde "... su familia tenía acceso a un sólo kilo de arroz al mes". Sin rodeos, al grano, es mentira. O te trucaron la libreta o estás hablando sin saber. En Cuba la medida de peso por excelencia es la libra (1Kg = 2.2lb), así que dudo mucho que el documento que viste mencionara la unidad de medida Kg. Al menos en La Habana, la ración era de 6lbs de arroz por persona, quizás en algún otro lugar de la isla fuese más o menos, pero dudo que baje de las 3 libras, y en todo caso estaríamos hablando de más de 1Kg por persona, no por familia. A ver, que no estoy defendiendo la libreta de abastecimiento que tanto dolor ha causado a los cubanos. Pero si de los temas que tengo conocimiento, pongo en duda tus datos, pues no me puedo fiar de los que no conozco.
- Otro error en personas parcializadas (de uno y otro extremo): izquierda = comunismo = dictadura = debacle económica. Lamentablemente la historia reciente, sobre todo en Latinoamérica, nos cuenta que generalmente los gobiernos que se dicen comunistas e izquierdistas terminan formando una dictadura y destrozando la economía. Eso ha mezclado conceptos, que aunque relacionados, no tienen nada que ver entre si. El comunismo de Marx no fue lo que instauró Stalin, ni lo que practica Fidel, ni lo que vive Venezuela (no puedo opinar de Podemos). Marx nunca habló de dictaduras eternizadas, ni de racionar la comida, ni de expropiar los medios de producción a nombre del estado, de hecho, Marx quería limitar el poder del estado y todos estas revoluciones que se han apodado comunistas en el siglo XX han hecho todo lo contrario. Ahí te dejo el ejemplo de Mujica en Uruguay: izquierdista, democrático, con ideas socialistas y no me parece que la economía de Uruguay esté en su peor momento. Mírate al Brasil metido en los BRICKS. En fin, no mezcles a los gobiernos populistas fracasados que levantan las banderas de la izquierda, el comunismo, etc. No es lo mismo izquierda, que comunismo, que dictaduras, que mala gestión económica, aunque lamentablemente, repito, muchas veces coinciden, pero se puede ser uno sin ser lo otro. A mi me importa poco como se llamen los grupos políticos, ni caigo en la tentación de decir que este o aquel sistema es bueno o malo. Cada sociedad tiene sus particularidades y el éxito de los gobiernos está en satisfacer las demandas de su sociedad. Creo que pocos lo han logrado.
- Descalificas al comentarista @John: "Me parece sorprendente a la par que lamentable que el destino de España como nación dependa de el voto de inmigrantes que llegaron anteayer a España." y te pregunto: tu eres pariente del Rey? entiendo que tú también eres una inmigrante en España, no te descalifico por ello, pero quien eres para referirte así a un comentarista, que además, te trató con respeto y nos dió una lección de historia de su país a los demás lectores, lo que evidencia que se trata de una persona, que como tú, ha dedicado su tiempo y sus neuronas a algo útil en la vida. Además de discrepar, deberías agradecerle su comentario. Pero por sobre todo, como latinoamericana, y persona inteligente que se ve que eres, deberías conocer nuestra historia y saber lo mucho que España jodió (discúlpame la palabra, pero no me viene algo mejor a la mente) en nuestros actuales países, nada más justo que los latinos puedan intervenir en la política española, porque bastante que intervino España en la nuestra. Súmale que es la misma España la que se ha inventado la 'Ley de Memoria Histórica' dándole posibilidad de ciudadanía y voto a miles de latinos.
En fin, no estoy en desacuerdo con tu trabajo. A pesar de lo extenso, saqué muchas ideas interesantes que desconocía y te agradezco el tiempo, esfuerzo y contenido que has vertido en la entrada. Lo que te animo a ser más neutral y bajar un poco el ego, tu verdad, no es la de todos. Propón tu punto de vista sin descalificar a los demás.
Por lo demás, ojalá España no siga nuestros ejemplos, pero salgan de la crisis, que muchas familias que lo necesitan, porque lamentablemente no nos comparamos con el status social de hace 200 o 1000 años, sino con las aspiraciones propias del siglo XXI