Buscar este blog

martes, 9 de junio de 2015

San Juan Nepomuceno

San Juan Nepomuceno, o San Juan de Nepomuk (Pomuk era el nombre original de su ciudad de origen) es uno de los santos patronos de Bohemia y surge a partir de la persona de Juan de Pomuk (Jan z Pomuku en checo). Fue un sacerdote que estudió en la Universidad de Praga y llegó a ser nombrado vicario general de Juan de Jenštejn, arzobispo de Praga.
Estatua de San Juan Nepomuceno en el Puente de Carlos de Praga
Ganó popularidad en la religión católica a partir de la leyenda de que, como confesor de la reina Juana de Bavaria, se negó a revelar los secretos al terrible rey Wenceslao IV, hijo de Carlos IV. El rey lo hizo torturar, como no consiguió sacarle información alguna, ordenó arrojarlo del Puente de Carlos al río Moldava. Por eso entre los fieles católicos a San Juan Nepomuceno se le considera patrono de los confesores, estudiantes, navegantes y contra las inundaciones. Es común encontrar referencias al santo en varios países de Europa Central (Polonia, Alemania, Chequia) y también en los que un día fueron colonia española, América Latina, Filipinas, y en el mismo Reino de España. De hecho, es el patrón de la Infantería de la Marina Española y a finales del siglo XIII la armada hispana construyó un navío de línea con su nombre que llegó a ser el buque insignia de la escuadra de La Habana.
Aunque se conoce muy poco de la vida real de Juan de Pomuk, si es cierto que fue un personaje real que jugó cierto papel en los convulsos días que vivía Praga, y Bohemia en general, durante el siglo XIV. Existía división en la iglesia católica y Juan de Pomuk apoyaba al papa de Roma, mientras que el rey Wencesalo se incliniba hacia el papa de Aviñón. Era un hombre de bastante poder económico que asistía monetariamente a otros nobles y esto incomodaba al rey que necesitaba los recursos de esto. El punto culminante llegó cuando el vicario confirmó como abad de la abadía de Kladruby a un rico sacerdote, cuyos recursos eran importante para el rey Wenceslao, por lo que fue Juan de Nepomuk fue asesinado el 20 de marzo de 1393 como era usual en Praga: arrojándolo desde una altura considerable, en su caso, desde el Puente de Carlos al río Moldava.
Lugar desde el cuál fue arrojado Juan de Nepomuk al río Moldava en el Puente de Carlos, Praga, por orden del rey Wenceslao IV
Hoy, existen numerosas estatuas al santo en muchísimos lugares del mundo. Es fácil reconocerlo con la palmera y el enorme crucifijo en sus manos y sobre todo, las 5 estrellas sobre su cabeza. En el propio Puente de Carlos dónde se le puso final a su vida, está marcado el lugar exacto desde donde fue arrojado, y a pocos metros una gran estatua suya. Ambos monumentos son el destino de miles de turistas que vienen a Praga.