Buscar este blog

martes, 20 de diciembre de 2016

ETECSA anuncia el despliegue de CDR 2.0


Con tristeza, pero sin asombro, leo en Cubadebate el nuevo anuncio de la siempre sorprendente y complicada ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.). El texto contiene 3 anuncios y están organizados de forma que podamos reír o llorar in crescendo.
Primero se anuncia una rebaja importante rebaja del 25% del demandado servicio de correo y navegación internacional 'Nauta'. Es un por ciento importante, comercialmente hablando, pero 1.50 CUC la hora de conexión, teniendo en cuenta las variables del asunto, sigue siendo una burla. Me refiero a la calidad técnica, a las condiciones de uso que impuestas, la inseguridad de las conexiones, la incomodidad de los lugares habilitados, y por supuesto a la relación precio/salario del cubano. Citan a especialistas de 'Comunicación comercial' y de 'mercadotecnia' y me pregunto que razón de ser tendrán estos departamentos 'comerciales' de una empresa que no tiene competencia, pero que ni siquiera puede trazar sus estrategias comerciales cuando los precios de sus servicios vienen fijados por leyes y dictados por un Ministro que a veces no sabe ni lo que es el protocolo IP. No pienso discutir el precio, entiendo que la infraestructura del país está en muy mal estado y ETECSA necesita capital, pero realmente estas son 'las acciones comerciales' de las que son capaces? Se me ocurren ideas tales como ofrecer el servicio en centros comerciales, sería un valor agregado que los comercios pudiesen ofrecer y a la vez ETECSA podría llegar a acuerdos con ellos y todos ganan.
El segundo capítulo lo titularon 'La Bolsa Nauta', que de manera abreviada es comprar crédito para usar el correo Nauta desde el móvil con la conexión de datos de la tecnología celular. El precio? 5 Megabytes a 1.50 CUC. Lo mismo que la primera parte, no vamos a discutir el precio... no tiene sentido, son los 5 MB más caro del planeta y punto. Pero, cómo se activa? cómo se utiliza? imprima usted el manual y llévelo consigo a todas partes porque tendrá que recordar otro montón de códigos más del idioma etecsiano. La mayoría de los usuarios de estos servicios usan teléfonos inteligentes, no puede ETECSA distribuir una aplicación que puedan instalar en sus terminales y facilitar la gestión del servicio?
El plato fuerte lo dejaron para la última escena: "Nauta Hogar" y es aquí donde realmente no le encuentro pie ni cabeza a esta entidad estatal. Se trata de una "prueba de acceso a internet desde hogares cubanos que iniciará con 2 000 usuarios en los próximos días. Se trata de hogares ubicados en los consejos populares de Catedral y Plaza Vieja, en el municipio Habana Vieja." Desde las primeras líneas comienzan las dudas: que es para ETECSA un 'usuario'? un hogar o una persona? ese detalle puede suponer una diferencia enorme en el experimento. Está ETECSA pensando en regular el acceso desde el hogar a nivel de usuario? es decir, cada miembro del núcleo familiar tendrá que tener alguna especie de 'contrato' con el proveedor para utilizar el servicio? Aún no me queda claro, pero más adelante el texto cita "La cuenta Nauta servirá para autenticar al usuario que acceda al servicio de internet desde su hogar", así que por ahí van los tiros. Y por fin encontramos la respuesta: "...en un hogar donde se instale este servicio, puede navegar otra persona con su cuenta Nauta y solo consumirá su saldo, no el del plan de Nauta Hogar": en un núcleo de 3 personas serán necesarias 3 cuentas Nautas porque no voy a dejar que mi hermana me gaste mi saldo bajando PDFs para su universidad, y así de paso ETECSA sabrá que yo utilizo mi crédito en Facebook, que sumado a que ya tienen el control de los buzones de correo, podríamos especular que el nombre clave del proyecto es CDR2.0
Me asalta otra duda: por qué limitan la prueba a dos consejos populares de un mismo municipio? la muestra debería ser más variada. No se dan las mismas condiciones en un barrio de La Habana Vieja, que en El Vedado, Luyanó o Alamar, y eso sólo en La Habana, si sumamos a la ecuación otras ciudades y pueblos del país nos damos cuenta que hay mucha variedad y los resultados de un par de barrios de la capital no son suficientes para trazar una estrategia a nivel nacional. Sin embargo, se especifica que "el experimento durará dos meses exactos", "Una vez que termine este experimento, Etecsa ofrecerá a los usuarios seleccionados la posibilidad de contratar el servicio y mantenerlo en sus hogares" y "que precisamente esta prueba le permitirá a la empresa evaluar, sobre un escenario real, las posibilidades de llevarlo a otras zonas." Así que de los resultados de La Habana Vieja dependerá lo que ofrezcan en Manzanillo.
La parte más triste es que "el acceso desde los hogares será dedicado, mediante banda ancha con tecnología ADSL". Una tecnología que empieza estar en desuso y que resulta más costosa de implementar y distribuir que otros medios de acceso que se han impuesto en el mercado precisamente por su flexibilidad y precios. ADSL  permite utilizar el clásico cable de cobre del teléfono de toda la vida para conexiones de un ancho de banda superior al que antiguamente se alcanzaba con nuestros entrañables 'modems'. En otras geografías el ADSL tuvo una penetración enorme para el acceso de banda ancha a internet desde los hogares y pequeños negocios, pero desde hace algunos años se han presentado nuevas variantes como el ADSL2, el VDSL, entre otras que permiten mejores resultados sobre el mismo soporte físico. Lo que ETECSA comienza a experimentar en 2017 hace ya varios años que empezó a desaparecer de las ofertas de los proveedores de internet en el mundo. Aclaro que el ADSL no es nuevo para ETECSA, muchas de las conexiones dedicadas en centros de trabajo y estudios en Cuba utilizan esta tecnología desde hace ya bastante tiempo. Lo nuevo en este caso sería que tendrán que lidiar con una mayor concentración de usuarios en la red, y dado las malas condiciones del cableado telefónico en Cuba, considero que tienen por delante una tarea titánica. Precisamente uno de los problemas del ADSL es que requiere un cableado de ciertas condiciones, y el artículo deja claro que se podrá ofrecer el servicio sólo a los hogares con teléfonos fijos y una infraestructura que lo permita, por lo cual se incluye algunos requisitos técnicos además del aval político, la plata y las palancas.
Realmente me pregunto y, desde mi desconocimiento, me indigno, que ETECSA realmente hable de de ADSL, cuando cualquier material especializado que se consulte deja claro que es una tecnología particularmente cara de implementar en países que no tengan la infraestructura adecuada. Actualmente, incluso en los países desarrollados, el acceso de particulares a la red se realiza con tecnologías inalámbricas, y en algunas ciudades con mayor concentración de clientes en un área reducida se utiliza la fibra óptica que permite mejores resultados y que dado la alta densidad poblacional, justifica la inversión. Los proveedores de servicio en el mundo le dan mantenimiento a las redes que ya tienen y poco a poco las van migrando a nuevos soportes, pero lo que a nadie se le ocurre en la segunda década del siglo XXI es invertir en cables de cobre. En el caso cubano, está claro que una distribución por fibra hasta el hogar no es económicamente viable, pero la variante inalámbrica es una solución adecuada, desde el punto de vista económico y técnico.
Sin necesidad de llegar con cables hasta cada hogar se podría brindar el servicio incluso a la población que no tiene servicio telefónico fijo hoy. El gasto de mantenimiento se reduciría teniendo en cuenta que habría que encargarse de un punto de acceso y no de incontables kilómetros de cable soterrados o colgando de postes, que a su vez, están expuesto a las inclemencias meteorológicas de nuestro país. Estas tecnologías ya permiten mayores anchos de banda que los accesos con pares de cobre como el ADSL (y el resto de la familia xDSL), por lo que ETECSA podría ofrecer una mejor cartera de servicios, y además el país estaría invirtiendo con vistas al futuro, mientras que con la variante actual se está gastando energía, recursos, esfuerzo y tiempo en una tecnología prácticamente obsoleta, y al ritmo que vamos, 'sin pausa, pero sin prisa', cuando se comience a comercializar el servicio en el cuarto municipio habrá que empezar de nuevo a implementar otras tecnologías. Cuba no es un productor tecnológico, tenemos que comprar la tecnología, y cuando tengamos una infraestructura con ADSL y ya no se produzcan equipos y piezas compatibles? se acuerdan lo que nos pasó con la Unión Soviética? ya lloraremos cuando nos quedemos sin proveedor chino para la televisión digital y la ADSL.
SNet, la red 'alternativa' desplegada por cubanos entusiastas demuestra que la conectividad 'wireless' es viable y económica. Si ellos pudieron, una empresa con los recursos de ETECSA, porque ETECSA es una de las entidades con más activos en la isla, puede perfectamente implementar y mantener un proyecto de este tipo. Y este punto me lleva a una última idea: porqué no tercerizar el servicio de conectividad de la última milla a cuentapropistas locales? La empresa estatal solo tendría que hacerse cargo de puntos de acceso y emprendedores locales pudiesen ocuparse de la distribución a nivel de barrio, brindar soporte técnico, capacitar a los usuarios con las nuevas tecnologías, y a su vez, ETECSA podría ofertar cursos de formación (de pago)  a este personal.
Mi humilde opinión.